Entrena en la playa, sal del gimnasio

A quién no le gusta salir a pasear cuando hace buen tiempo, pues ahora que ya comienza el buen tiempo, podrías meditar entrenar al aire libre en lugar de en el gimnasio.

Nosotros en concreto recomendamos que vayas a entrenar a la playa, en lugar del gimnasio. La playa no es sólo un lugar para pegarse un baño o tomar el sol, sino también un estupendo lugar para entrenar, sobre todo para correr.

A pesar de que en la playa te pegará de lleno el sol, el correr en la playa nos ayudará a fortalecer nuestros gemelos al tener mayor resistencia la arena. Además también el calor directo nos hará sudar más, pero para ello es recomendable estar bien hidratado durante el entrenamiento. Además de los gemelos, las piernas y articulaciones se verán beneficiadas por la arena de la playa.

Os recomendamos no correr por la orilla de la playa, ya que debido a la pendiente que suele haber, las articulaciones se verán más afectadas y sufrirán considerablemente.

También la playa es un excelente lugar para realizar deportes al aire libre como por ejemplo el fútbol-playa o el vóley-playa, además podrás tirarte sin miedo a herirte debido al efecto amortiguador de la arena.