Correr con los Cascos

Correr con los Cascos

Como todos sabemos correr, y más aún en solitario, es aburrido por lo que escuchando música procuramos que el entrenamiento no sea tan monótono y aburrido. Lo que no sabemos es que usar cascos mientras corremos conlleva un peligro.

Los cascos de escuchar música nos hacen el entrenamiento más ameno, pero nos produce un efecto negativo para nuestros sentidos, y es que mientras estamos concentrados en la música podemos hacer caso omiso a señales de precaución que nos hacen la gente o los vehículos. Por lo tanto es recomendable el uso de los cascos en zonas donde no hay tránsito de vehículos, como por ejemplo parques, playas, bosques etc.

Otro de los problemas es llevar el accesorio para escuchar la música que puede ser molesto si lo llevamos en un bolsillo o en la mano, en este último lugar al correr produce una inestabilidad durante el movimiento en el brazo lo que puede llegar a producir sobrecargas musculares por ejemplo.

En resumen, si vas a entrenar corriendo y vas a llevar algún aparato para escuchar música, ya sea un reproductor de mp3 o el mismo teléfono móvil, lo lleves en el brazo o en una riñonera o mochila pequeña e incluso adherido en el brazo por algún tipo de sujeción en vez de llevarlo en la mano, así el entrenamiento será más cómodo y no tendrás problemas musculares en el brazo que transportaba el aparato para escuchar la música.